Las habitaciones son uno de los espacios más importantes de nuestras vidas. Pues allí es donde llegamos directamente a descansar y a tener nuestro pequeño espacio para nosotros mismos. Así que, es muy importante que sea un lugar donde podamos sentirnos completamente a gusto.

Son muchas las cosas que podemos hacer en nuestra habitación para convertirla en un recinto sagrado para nosotros. Una de las principales cosas que debemos cuidar es su decoración, pues dependiendo de ello nos vamos a sentir cómodos y podremos descansar bien. Por l contrario, si hacemos mal las cosas será muy perjudicial incluso para nuestra salud, ya que el descanso no será pleno como deseamos.

Aquí hoy queremos mostrarte muchas ideas de cómo puedes hacer una habitación ideal para ti. Haciendo que tu dormitorio sea un lugar muy fresco, muy ligero y especial para tu estadía y descanso. Así que acompáñanos.

Refrescante habitación azul claro

Una forma de hacer que tu habitación se vea muy fresca para esta primavera es decorándolo todo con color azul marino. Con este color harás que todo se vea completamente relajante. Puedes vestir tu cama con sábanas y edredones de este color. Lo mejor es que combines este azul claro con el color blanco, para que mantenga siempre esa suavidad a la vista y la frescura.

La perfecta iluminación natural

Si tienes la oportunidad de que tu habitación quedé hacia un extremo de la casa pegada a la pared que dé a un exterior, coloca grandes ventanales para que tu cuarto se ilumine completamente con luz natural. Aparta por completo las cortinas pesadas, en su lugar, puedes colocar algunos visillos de colores muy suaves. Así cuando quieras aligerar un poco la luz, puedes tamizarla con estas cortinas, pero seguirá muy iluminado.

Efecto fresco con un supuesto descuido

¿Cómo lograr este efecto? Si quieres que tu habitación se vea fresca, ligera y que tiene mucha vida allí dentro, pero igualmente arreglada, la mejor forma es que tomes esta idea para lograrlo. Utiliza las telas y también los cojines de una forma que no sea la rigurosa que normalmente se acostumbra al hacer el dormitorio. El truco está en dejar algunas telas que no estén perfectamente dobladas encima de la cama, algunos cojines torcidos o puestos encima. Así se verá que hay vida y orden.

Muchos muebles rústicos y naturales

Puedes colocar en tu habitación diferentes tipos de muebles que sean de fibras naturales. Esto hará que realmente tu habitación se vea muy fresca, ligera y reconfortante puedes colocar mesitas de noche, lámparas, cestas, e incluso el cabecero de la cama con estas fibras naturales como por ejemplo el mimbre. Lograrás el efecto fresco que podemos ver en la imagen.

Un muy fresco color rosa

El rosa viejo o muy claro es perfecto para lograr un efecto fresco y relajante. Es muy especial para las habitaciones. Las hace sentir muy acogedoras. Sabemos que existen muchos tonos de este color, pero debes escoger el más empolvado para que puede generar bien este efecto. Coloca este tono principalmente en tus cojines, en la ropa de la cama, además ten también un edredón para cuando haya noches frías.

Menos muebles para aligerarlo

Puedes hacer ver tu cuarto más fresco también de otras maneras, por ejemplo. Puedes prescindir de ciertos muebles tradicionales para las habitaciones como lo son las mesitas de noche. Mira lo hermosa que se ve esta habitación, pues tiene un cabecero de obra, e el cual se utiliza como mesita de noche y hasta como una mini estantería para colocar los libros que estés leyendo. Sirve además como apoyadero para tus cojines. Recuerda hacer todo en colores claros como el blanco y colores cremas.

Bellas propuestas para tu habitación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *