Las habitaciones de nuestros hijos deben saber distribuirse muy bien cuando éstas son compartidas entre ellos. Lo primero que debemos cuidar es que exista suficiente espacio para todos los muebles y lo que necesiten usar, siempre conservando la máxima comodidad para ellos.

Indudablemente la mejor forma de mantener comodidad para ellos es utilizar literas. Pero la verdad, es que si tienes oportunidad que el cuarto sea espacioso utiliza camas separadas como en el modelo que te presentaremos en este artículo. Solo tienes que saber distribuir bien y separar cada lado con los mismos tipos de muebles y accesorios para que así sientan que cada quien tiene su cuarto personal a pesar de estar compartiéndolo.

O también si hay dos cuartos y quieres que estén separados, pero a la misma vez puedan estar unidos cuando quieran, puedes seguir estas técnicas que te presentaremos aquí.

Amplía solo una parte de la pared

En este caso, son dos cuartos pero que a la misma vez están unidos Pues se ha quitado solo una parte de la pared central que los dividía, lo cual les permite tener aún privacidad a pesar de estar juntos. Pero la iluminación de los dos juntos es superior.

Hazlas ambas iguales

Podemos ver en esta imagen al estilo de plano, como ambas habitaciones son completamente idénticas. Pues están distribuidas iguales, tienen los mismos muebles y las mismas ubicaciones. Podemos ver que las camas están pegadas hacia las paredes en paralelo, lo cual da mucho más espacio aprovechable.

Un mueble particular

Para marcar la división de una forma muy especial de la parte de la pared que está abierta, tenemos este particular mueble en forma de casita pequeña con ruedas. Pues, esta es una casita de juguete donde pueden entrar a jugar y sirve de separador entre ambos cuartos. Pero igualmente las ruedas permiten que sea de fácil movilización y pueden sacarlo cuando quieran.

Utiliza una corredera para dar privacidad

Esta es una idea genial si quieres dar privacidad a tus hijos mientras que a la misma vez comparten la misma habitación. Coloca una puerta corredera en el centro de la habitación. Que pueda cerrare y abrirse cada vez que así lo deseen. Así también el cuarto se verá muy grande y con bastante iluminación. De igual manera ambos cuartos son idénticos en ubicación de muebles y en la distribución.

Podemos ver que la puerta corredera desaparece cuando se abre porque entra en el tabique central. Además, el estilo de las camas no tapas la iluminación que entra por la ventana y todo tiene color blanco y colores que hace que se vea todo mucho más grande y más iluminado.

Otros modelos y opciones

En esta imagen podemos ver otro diseño de tres camas en forma de “L”. si el cuarto tienes paredes de formas irregulares, puedes solucionarlo como en la foto, colocando un tabique adicional que dé la forma recta y luego lo decoras a tu gusto.

En este diseño, vemos que el cuarto está pintado de colores claros como el blanco. Pero la pared principal que es donde está ubicadas las literas se ha escogido un color fuerte como el gris. Lo cual le da mucha vida y hace muy llamativas las literas.

Tenemos también otro modelo como unas literas de tren. Estas son perfectas para habitaciones que son alargadas. Las camas tienen en el mismo mueble una parte para almacenar las cosas de los niños. Son realmente muy cómodas y no necesitas muchos muebles más para la habitación.

Diseña la habitación compartida de tus peques

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *