Nada mejor que lograr tener un dormitorio muy fresco en el que te provoque estar siempre, cómodo y relajado. Así que no te puedes perder estos modelos tan especiales que hemos traído para ti. Escoge el que más te guste y ponte manos a la obra.

Colores fuertes para tu dormitorio

Como te hemos comentado anteriormente en otros artículos, lo mejor es que si quieres lograr un dormitorio fresco y ligero, utilices colores muy claros como el blanco o colores crema. Pero la verdad, es que también puedes utilizar algunos colores claros aprendiendo a combinarlos bien y donde colocarlos. Por ejemplo, si es un tono muy fuerte, puedes colocarlo solo en una pared o en algunos detalles como marcos o figuras pintadas. Estos tonos tan fuertes, solo debes combinarlos con otros tonos que sean muy suaves en el resto de las paredes y en la cama. Vemos en la imagen que la pared del cabecero es de un tono muy fuerte, pero los colores de la ropa de la cama son bastante claros, lo que hace el equilibrio.

Muchos cojines y pocos muebles

Puedes hacer una hermosa decoración de tu dormitorio sin necesidad de tener muebles ni nada de eso. La verdad es que el secreto está en colocar mucho, pero muchos cojines sobre tu cama. Claro, debes colocarles las telas y colores adecuados para hacer que sea un cuarto vistoso pero fresco. Apunta siempre a los colores claros pero variados. Se ve increíble.

De igual manera, tenemos este modelo de dormitorio, donde también podemos ver que no hacen falta tantos muebles. Es el perfecto ejemplo de una habitación fresca y ligera. Además, para hacerles cambios en la decoración será mucho más sencillo, porque prácticamente sería tan solo el cambio de la ropa de las sábanas y de las paredes. Es una gran opción si eres una persona más inclinada hacia el minimalismo.

Llénate de estampados por todas partes

Para la primavera esta decoración es perfecta. Pero debes tener en cuenta también que no es cualquier estampado escandaloso que vaya a recargar el dormitorio. Por el contrario, debe ser un estampado con flores o formas amplias, que sean de colores suaves para mantener la ligereza que se quiere. Lo mejor es que sea la sábana o el edredón el que sea muy estampado, y combinas los cojines incluso con varios colores y estampados suaves.

También puedes tomar esta decoración son unos estampados mucho mas suaves y pequeños, haciéndolo ver muchísimo más delicado y sutil. Vemos que el edredón de la cama tiene pequeñas florecitas regadas, junto con la funda de algunos cojines, y los demás son unicolores combinados con tonos pasteles. Con este tipo de estampado se ve de un estilo más romántico.

Ponle mucha personalidad a tu dormitorio

Aquí podemos ver un mueble con mucha fuerza imponente y mucha personalidad como lo es la cama con dosel. Pues el dosel está hecho de hierro negro, pero la fuerza de este mueble se puede suavizar con la decoración del resto con colores muy claros como vemos en la foto. Por ejemplo, las paredes blancas y las telas de la cama y cojines.

Espectaculares diseños para un dormitorio fresco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *