El salón es una parte primordial de nuestra casa. Es donde pasamos más tiempo y donde llegan las visitas a nuestro hogar. por ello es tan importante que sepamos diseñarlo y hacerlo especial, para que nuestra estadía sea cómoda y gratificante.

Al ser un espacio principal de nuestra casa, hay que prestarle mucha atención a su diseño y distribución. Si quieres lograr que tu salón sea muy agradable, lo primero que debes hacer es hacerlo fresco y ligero ala vista. Esto lo puedes lograr de muchas maneras, con muchas técnicas que aquí te enseñaremos. Haz que la primavera se apodere de tu salón y le traiga mucha luminosidad.

Aquí te enseñaremos diferentes modelos de salones que podrás repetir en casa y disfrutar de su frescura y luminosidad

Que tu jardín se adueñe del salón

Es la frescura ideal para tu salón. Lo primero que tienes que hacer es colocar el sofá principal o todos, con un tono verde vivo que sea equilibrado con muchos tonos claros alrededor. Adicional a ello, coloca muchos muebles que sean hechos de fibras muy naturales como el mimbre, por ejemplo. Pueden ser en ciertos muebles como asientos individuales, lámparas, y algunas cestas o baúles. Si tienes una ventana hacia el exterior, que dé hacia tu jardín, procura que sea amplia y mantenla siempre abierta. Y si es una terraza, pues, sería perfecto, mantén siempre abiertas las puertas. Deja que entre la luz y la naturaleza.

Apóyate en los accesorios del salón

El truco está en saber combinar y escoger los tonos de cada uno de los accesorios y elementos adicionales que colocas en tu salón. Coloca siempre tonos muy neutros con otros que tengan un tono fuerte, que le dé vida al diseño. Por ejemplo, en esta imagen podemos ver que hay muchos elementos de diferentes colores que le dan vida al lugar. Por ejemplo, la vajilla de color azul turquesa, los cojines mostaza y azul claro. El mueble gris, el puf y cada detalle que quieras que sea complemento.

Un sofá imponente

Convierte a tu sofá en el mueble protagonista del salón. Aprende a atreverte   y hacer cosas diferentes al resto. Coloca un sofá que sea de un tono y color muy fuerte, que resalte en toda la decoración. En la imagen podemos ver un sofá de color verde pastel que brinda alegría y frescura al ambiente. Si no quieres un sofá de un color en específico para poder combinarlo cuando quieras cambiar la decoración, puedes colocarle una funda del color que quieras. De resto combina los demás muebles con colores neutros para no recargar.

Salones pequeños pero primaverales

Vemos que este es un muy pequeño salón, pero que al saber decorarlo de una forma muy fresca primaveral, se ve muy amplio e iluminado. Escoge muebles que sean muy ligeros y que no ocupen tanto espacio como los que vmos en la foto. Si son de material natural como la madera, mucho mejor. De resto, coloca en su decoración, muchos colores claros y si quieres algún color fuerte, que sea en tonos pasteles para que se siga viendo amplio el espacio. Coloca muchas plantas en los muebles y mesas auxiliares. Por supuesto, mantén siempre abierta la ventana para que entre toda la luz.

Increíbles salones con primavera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *